“La Bomba” se quitó sus prótesis y volvió a lo natural

Aprovechando su licencia materna, Adriana Sánchez de González se sometió a una operación para quitarse las prótesis de sus pechos. “Era demasiado peso y me provocaban mucho dolor en la espalda. Decidí sacármelas y quedarme con mis senos naturales. Tenía cualquier cosita antes de ponérmelas por primera vez. Ahora mis pechos son de adolescente (risas). ¡Gracias a Dios estuve en buenas manos! Hicieron una reducción maravillosa, me arrepiento de no haberme sometido a esta intervención antes”, dice la presentadora de Vamos con todo, de RTS, quien está a punto de volver a su trabajo, luego de alumbrar a su hijo, Ezequiel González. En la foto con el pequeño y Marcelo.