A 30 años de la disolución del Pacto de Varsovia

Conocido como Pacto de Varsovia por la ciudad en la que fue firmado, el Tratado de Amistad, Colaboración y Asistencia Mutua

fue un acuerdo de cooperación militar firmado el 14 de mayo de 1955 por los países bajo la esfera soviética.

Creado bajo el liderazgo de la URSS, su objetivo era contrarrestar el rearme de la República Federal de Alemania

 popularmente llamada Alemania Occidental, y su ingreso en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

 

Los miembros originales que constituyeron el acuerdo fueron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la República popular de Albania

(la cual se retiró en 1968), la República Democrática Alemana, la República Popular de Bulgaria, la República Socialista Checoslovaca

la República Popular de Hungría, la República Popular de Polonia y por último la República Socialista de Rumania.

 

La firma del pacto tuvo lugar en el marco del inicio de la Guerra Fría y llegaría a ser uno de los pilares del mundo político bipolar

que se construirá en un enfrentamiento político, económico y estratégico que transcurrió entre los años 1945 y 1991

 y que dividió al planeta entero en dos esferas de influencia muy diferenciadas entre los bloques capitalista y comunista.

En la firma del Tratado los países miembros se comprometían por un período de veinte años a prestarse ayuda militar mutua

en el caso de que cualquiera de ellos fuese atacado por una potencia extranjera.

 Los términos establecidos eran muy similares a los de la OTAN: cooperación para mantener la paz, organización conjunta en caso

de un ataque previsible, defensa mutua en caso de conflictos militares, establecimiento de un “Estado Mayor”

conjunto para coordinar los esfuerzos bélicos y una duración de veinte años, renovables y libertad de cada Estado firmante para revocarlo. (I)

 

Fuente: evafm.net

Abrir chat