Amparo Guillén: ‘Pido que se me abran las puertas

Guayaquil –

Durante el acto de condecoración la italiana Laura Pausini, el asambleísta por Guayas Jonathan Parra también entregó un reconocimiento por sus 42 años de trayectoria a la actriz Amparo Guillén, quien agradeció la iniciativa y el apoyo incondicional del legislador.

“Este reconocimiento para mí significó algo maravilloso (…). Muy pocas personas recuerdan a los actores o a las actrices, o a la gente de las artes que ya pasamos de los 42 años (de trayectoria) como yo, habiéndonos dedicado a esta profesión, dándole méritos y cosas hermosas a nuestro país”, dijo Guillén.

La actriz, quien fue parte del elenco de Mis adorables entenados, agregó que Parra efectuó ese reconocimiento, conociendo la situación en la que se encuentra. «Una situación un poco difícil, también con una enfermedad un poquito severa (diabetes tipo 2) (…)», sostuvo.

La diabetes, según señaló, la tiene desde hace diez años, pero estos últimos ocho meses le dio neuropatía (enfermedad del sistema nervioso).

Asimismo contó que se encuentra en un proyecto que por falta de dinero no se podía concretar, pero con ayuda del estudio de Roger Hit grabó un disco de 10 canciones.

De acuerdo con la actriz cada una de los temas fueron escogidos porque van dentro de lo que fue y es su vida, y a la vez es un tributo a los cantantes y escritores de esas canciones. «Si Dios permite vamos hacer lo que se tiene que hacer, a quemar los discos y comenzar a buscar auspiciantes, porque el fin aparte de que se escuche el disco es también poder trabajar», señaló.

Indicó que espera hacer un capital para poner una escuela o una clínica de rehabilitación para ayudar a personas que cayeron en la adicción a las drogas y en el alcohol. «Todo esto me conlleva a buscar trabajo, daría todo porque el sector público o privado me llamaran para un trabajo, yo tengo también un pequeño derecho, soy una mujer discapacitada al 50% grave (…)», aseguró.

Guillén pide que se le abran las puertas, «yo no pido caridad, yo no pido lástima, yo no pido compasión, yo lo que pido es trabajo, quiero seguir adelante (…)», afirmó, y agregó que asiste al hospital Guayaquil para sus citas médicas.

En esa casa de salud le atiende un endocrinólogo, sus chequeos son cada dos meses y cuando en el lapso de ese tiempo se acaba la medicina es «difícil comprarla, porque es cara».

Sobre su situación laboral y económica indicó que no tiene un ingreso fijo. «De pronto alguna cosita sale y me gano algo, y con eso me defiendo. Tengo un hijo (Carlos Roberto) el cual me protege muchísimo, pero él también tiene su hogar, su esposa, sus hijos, y no quiero representarle una carga, pero ya son cuatro años luchando, viéndolas (…)», señaló, y acotó que durante estos cuatro años no ha salido ningún proyecto en ninguna televisora del país.

Parra exhortó a no olvidar a los artistas ecuatorianos, que muchas veces no tienen el apoyo del sector público ni del privado. «Lo que yo busco es que todos los ecuatorianos hagamos conciencia de que no debemos olvidar a nuestros artistas, no olvidarnos nunca de quién es Amparo Guillén, quién es Oswaldo Segura, quién es Andrés Garzón, entre otros actores íconos que muchas veces son olvidados que no tienen ni siquiera el apoyo del sector privado ni público y para eso estamos los funcionarios o los que somos elegidos tenemos que trabajar para la gente para los ecuatorianos», aseguró Parra. (E)

Fuente: eluniverso.com

Abrir chat