Asamblea de Ecuador busca reestructurarse para marcar un nuevo rumbo legislativo

Quito .- Tras la elección de Elizabeth Cabezas como presidenta de la Asamblea Nacional,los legisladores van ahora por una reestructuración total del organismo, que incluye  cambios en el Consejo de Administración Legislativa (CAL), las Comisiones especializadas permanentes e incluso las Vicepresidencias.

La reestructuración es un tema que se discutía en las últimas semanas en los pasillos de la Legislatura pero, este miércoles obtuvo luz verde cuando el asambleísta independiente Raúl Tello logró incluir esa propuesta en el orden del día de la sesión 505 del Pleno.

El objetivo de la los cambios sería “rectificar lo que no hizo bien» el 14 de mayo, cuando el legislativo inició su período de gestión y eligió a sus autoridades.

«Ahí se demostró que no existía un respeto a la equidad o a la representación de los diferentes espacios”, sostuvo Tello.

El día de la posesión de los asambleístas que triunfaron en las elecciones de febrero de 2017,  el Pleno eligió a José Serrano como presidente, mientras que Viviana Bonilla y Carlos Bergman ocuparon la primera y segunda vicepresidencia, respectivamente.

Diez meses después, el titular del Legislativo fue destituido tras un acto de fiscalización de la Legislatura.

Uno de los argumentos para la reestructuración del Poder Legislativo es que tras la ruptura del movimiento oficialista Alianza PAIS (AP), ese bloque se quedó con menor representatividad política, pero con una representación del 85% en la Asamblea.

Según Tello eso “demuestra inequidad”, por lo que solicita que los cambios se hagan de acuerdo al peso que tiene cada bancada.

El exasambleísta Ramiro Aguilar señaló a Andes que la reorganización se hace también para evitar el trabajo en comisiones ocasionales, como se acostumbró en el último período en el que se crearon tres comisiones nuevas, pues las permanentes no podían trabajar por falta de quórum.

Actualmente los legisladores del autodenominado bloque de la Revolución Alfarista, divorciados del movimiento oficialista Alianza PAIS y afines al expresidente Rafael Correa, no representan una mayoría pero tiene dos vocales en el CAL y cuatro presidentes de comisiones: Soberanía, Justicia, Régimen Económico y Derechos de los Trabajadores.

La víspera, el asambleísta Augusto Espinoza presidía la Comisión de Educación, pero renunció luego de que sus compañeros le pidieron dar un paso al costado.

También existen problemas en la Comisión de Relaciones Internacionales, presidida por Doris Solíz.

Pabel Muñoz, legislador de la ala ‘correista’ indicó a este medio que en ese bloque sí existe la posibilidad de una reestructuración, siempre que se haga después de un análisis del trabajo en las comisiones y no por “pretensiones políticas”.

Para él,  “lo principal es definir un código de comportamiento dentro de la Asamblea Nacional” y aclarar una agenda legislativa.

“Si nosotros tenemos que despojarnos de nuestros cargos al frente de las Presidencias de las Comisiones, estamos dispuestos a hacerlo.

Pero yo veo que las fuerzas políticas ya giraron la pretensión hacia un reacomodo por las simples advertencias políticas, eso sería un error”, expresó.

En declaraciones a esta agencia, Wilma Andrade, de la Izquierda Democrática e integrante del Bloque de Integración Nacional (BIN), afirmó que es “indispensable” que se de la reconfiguración de la Asamblea Nacional en “aras de la gobernabilidad”.

Ella coincide con Tello en que “no se puede permitir” que los correístas sigan manteniendo representación en el CAL.

“Están ahí quienes representan a las diferentes bancadas. La Bancada de AP está rota y se tiene que reconsiderar esa representación.

Ahora la mayoría es la de los morenistas (alineados al gobierno del presidente Lenín Moreno) y amerita que se haga una reconfiguración”, señaló.

Agregó que los cambios deben ser integrales en el Legislativo, sobre todo para evitar que “los conflictos de un partido político pueda llevar sus disputas a las comisiones” y que de ese modo se bloquee la estabilidad del organismo.

“Hace falta conversar con todos los bloques para que en cada comisión estén representadas todas las fuerzas políticas y se haga un trabajo de integración, o sea que no tengamos comisiones en las que los correístas manejen la comisión y eso evite un trabajo en coordinación con los propios entes del Estado”, explicó.

Desde el lado, del Partido Social Cristiano (PSC) y Madera de Guerrero adelantó que no apoyarán los cambios.

Henry Cucalón, señaló que el procedimiento sería que cada Comisión evalúe el trabajo internamente y tome una resolución, pero “no votaremos por resoluciones en combo”.

Aseguró que la representación de su bancada en el Consejo de Administración Legislativa “es un derecho que nos asiste por ley, por haber sido la primera bancada conformada en mayo de 2017”.

El proyecto  de resolución se incluyó en el orden del día con 80 votos afirmativos, lo que implica que cuando se retome esta sesión este será un punto deberá tratarse.

Aún no hay una fecha establecida para ello, pero se prevé que será después de la vacancia legislativa que va desde el 19 de marzo hasta el 2 de abril.

la/gc

Fuente: andes.info.ec

Abrir chat