Brutal sistema de prisión preventiva en Corea del Norte

Un informe de la ONG Human Rights Watch (HRW) presentado este lunes brinda una detallada descripción del “cruel, inhumano y degradante”

sistema de arresto preventivo e investigación previos a la celebración de un juicio penal en Corea del Norte.

La investigación, titulada “’Valíamos menos que un animal’: Abusos y violaciones del debido proceso durante la detención preventiva en Corea del Norte

subraya las lagunas del sistema penal y del marco jurídico del país, que resultan en la tortura generalizada y sistemática de aquellos que son arrestados.

El informe traza varias recomendaciones al régimen para “poner fin a la tortura endémica y al trato cruel, inhumano y degradante en centros de prisión preventiva

e interrogación”. Acusada de violación a gran escala de los Derechos Humanos, Corea del Norte es un país “cerrado” y sobre cuyo sistema judicial se sabe muy poco.

La mayoría de investigaciones penales en Corea del Norte concluyen con un tribunal dictaminando penas en cárceles norcoreanas

que son colonias de trabajos forzados, diferentes de los aún más temidos y brutales “kwanliso” (campos de concentración para presos políticos).

Condiciones inhumanas

A través de entrevistas con 46 norcoreanos que fueron detenidos o trabajaron dentro del sistema, el informe arroja luz sobre lo que sucede

entre un arresto y la celebración (o no) de un juicio, así como las condiciones inhumanas que soportan los presos, algunos de los cuales no sobreviven al arresto.

Entre los delitos cometidos por los entrevistados figuran el contrabando, el ser deportados desde China tras huir del país

o el poseer un teléfono chino, que permite hablar con el exterior.

Todos ellos se toparon con un sistema que carece de presunción de inocencia y plagado de leyes ambiguas que pueden aplicarse arbitariamente

o no aplicarse, tal y como prueba el que, pese a requerirse una orden de la fiscalía para iniciar una investigación, ninguno de los entrevistados vio jamás dicho documento.

A esto se suma la existencia de un circuito “cuasi judicial” que depende enteramente del Partido de los Trabajadores, la formación oficialista norcoreana

y que en ocasiones y de manera opaca puede acabar reemplazando al sistema.(I)

El campo de concentración de Yodok, Campo 15. Hay muy poca información oficial sobre las cárceles norcoreanas

El campo de concentración de Yodok, Campo 15. Hay muy poca información oficial sobre las cárceles norcoreanas.

 

Kim Jong-un, supremo líder del régimen norcoreano (Reuters)

Kim Jong-un, supremo líder del régimen norcoreano (Reuters)

Fuente: evafm.net

Abrir chat