Welcome to EVAFM | El pecado de escuchar   Click to listen highlighted text! Welcome to EVAFM | El pecado de escuchar

El Estado no provee toda la medicina indispensable a los ecuatorianos

Por Xavier Ramos y Ricardo Zambrano

Es un dolor que lo inmoviliza. Colón Sánchez, de 49 años de edad, tiene linfoma de Hodgkin, cáncer en el sistema linfático–parte del aparato inmunitario que combate las infecciones–, que le provoca inflamación de los ganglios alojados en la cavidad cervical: “Esto aprieta los nervios. No aguanto mi columna”, dice mientras en el exterior de su casa, en medio de las peatonales de Sauces en el norte de Guayaquil, había un bingo, de esos mismos que ha organizado su familia para financiar el tratamiento.

Su padecimiento se hace más intenso durante el día, pero hay veces que es impredecible como el miércoles último cuando abandonó un trámite que debía cumplir en el quinto piso del edificio donde funciona la Defensoría del Puebloporque el ascensor tenía daños y no podía subir escaleras.

Él acudía a esa entidad para conseguir, mediante una acción de protección, que el IESS (Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social), del que es afiliado voluntario, compre una medicina necesaria para frenar el avance del cáncer.

Es el fármaco brentuximab vedotin (ampolla), que no está entre los 399 principios activos y 787 fórmulas farmacéuticas incluidas en el Cuadro Nacional de Medicamentos Básico (CNMB), cuya novena edición data de octubre del 2013, cuando se publicó el acuerdo ministerial en el Registro Oficial.

Cada dosis cuesta $ 5.000 y necesita inyectarse tres al mes, por lo que el costo total bordea los $ 15.000.

El carácter autónomo de las dependencias del IESS queda de lado, pues en este caso no puede comprarlo al no estar en el CNMB, listado de medicamentos que rige por ley en la red pública de salud cuyo rector de la política sanitaria es el Ministerio del ramo (MSP).

Click to listen highlighted text!