El gesto de Robert De Niro que Meryl Streep jamás olvidó

Meryl Streep no solo es una actriz multipremiada, también es una mujer que sabe alzar su voz cuando una causa debe ser escuchada.

Lo demostró en los Globos de Oro de 2017. Sin medias tintas denunció en su discurso:

“Cuando los poderosos utilizan su posición para someter a los demás, todos perdemos”.

Sin mencionarlo, su crítica estaba dirigida nada más ni nada menos que al mismísimo Donald Trump, que se había burlado de un reportero discapacitado.

“La falta de respeto invita a la falta de respeto. La violencia incita a más violencia”, señaló sincera y sin telepronter que le “dictara” las palabras.

El contrataque de Trump no se hizo esperar. Desde su cuenta de Twitter, por un lado aseguró que nunca se burlaría de una persona discapacitada.

pero cerró diciendo que Streep era una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood.

Para terminar de atacarla la acusó de “lacaya de Hillary”.

Ante el ataque de Trump, varias figuras salieron a respaldarla, como Ben Affleck, que aseguró:

“Si hay una cosa cierta en este mundo es que Meryl Streep no está sobrevalorada”.

Ricky Gervais, el corrosivo humorista británico, escribió: “Los fascistas solían tener mejor sentido del humor cuando los actores de Hollywood se burlaban de ellos”.

 

 Ellen DeGeneres afirmó: “Nunca ha habido nadie como Meryl Streep. La amo”.

Pero entre las voces que se hicieron oír sobresalió la de Robert De Niro.

El actor que suele ser bastante parco en las entrevistas y fuera de cámara hizo pública una carta a Meryl.

Lo que dijiste fue genial. Necesitaba ser dicho y lo hiciste de manera muy bella. Merece todo el respeto que lo hicieras mientras el mundo estaba celebrando tus logros.

Comparto tus sentimientos sobre gente de mala calaña y abusones.

Ya basta. Con tu elegancia e inteligencia tienes una potente voz que inspira a los demás a alzar la suya para que sea escuchada también.

Es muy importante que TODOS alcemos la voz.

Te queremos.

Semejante defensa incondicional dejó asombrado a más de uno.

Sin embargo, no era la primera vez que el artista se solidarizaba con ella.

En 1978, cuando De Niro ya era De Niro pero Meryl todavía no era “la Streep”, el actor realizó un gesto generoso, solidario y, sobre todo, humano.

John Cazale era un actor que lo que le faltaba de pinta le sobraba de talento. Amigo y compinche de Al Pacino.

fue gracias a él que encarnó al inolvidable Fredo, el hermano más débil de la familia Corleone, en El padrino.

que Coppola no estaba muy convencido de convocarlo, pero lo vio en el teatro y ya no necesitó nada más.

Pero el teatro no solo le dio la gran oportunidad laboral, también le permitió conocer a una actriz hasta ese momento desconocida, Meryl Streep.

Protagonizaron la adaptación teatral de Shakespeare Medida por medida.

El enamoramiento fue tal que Cazale dejó las trasnochadas, los romances de una noche, en suma, “la vida loca” para convivir con esa muchacha en un departamento pequeño en la gigantesca Nueva York.

Cazale murió el 12 de marzo de 1978 con Meryl a su lado. Pese al dolor, la estrella de Meryl no solo no se apagó, sino que brilló cada vez más.

Con De Niro protagonizó The Deer Hunter y Falling in Love. (E)

Fuente: evafm.net

Abrir chat