Estudio de eficacia de vacunas en el Reino Unido

Mientras el primer ministro británico Boris Johnson anunciaba el plan de desescalada en el Reino Unido

 un primer estudio sobre vacunas demuestra que el desarrollo de Pfizer/BioNTech

reduce el riesgo de hospitalización cuatro semanas después de la primera dosis hasta en un 85% y el de AstraZeneca hasta en un 94%.

 

Según el trabajo para Escocia publicado el lunes por la Universidad de Edimburgo, la Universidad de Strathclyde Public Health Scotland

 además entre los mayores de 80 años, la disminución alcanzó el 81% con la candidata de Pfizer

 mientras que los ensayos clínicos de la vacuna AstraZeneca no habían incluido pacientes de edad avanzada.

Esto sugiere que las vacunas están cumpliendo sus objetivos, al reducir significativamente el número de casos graves desde la primera dosis.

 

La brillante noticia es que el estudio sugiere que el programa de administración de vacunas, en su formato actual está funcionando

sostuvo la Dra. Josie Murray, de Public Health Scotland, que participó en el estudio, conocido como proyecto EAVE-II, al periódico The Guardian.

Lo cierto es que los números de nuevos contagios, hospitalizaciones o muertes diarias, comienzan a disminuir en todo el país

a pesar de la prudencia de Boris Johnson, quien quiere un “desconfinamiento cuidado”.

 

Para los expertos, la combinación de un tercer bloqueo, desde enero pasado, y una fuerte campaña de vacunación posibilitaron detener

la propagación del coronavirus y su variante local, permitiendo que los hospitales y el sistema de salud no colapsen.

 

Junto a los buenos datos que llegan de Estados Unidos Israel, el caso británico es observado con atención por el resto del mundo:

el plan de vacunas inglés ya ha permitido administrar al menos una dosis a uno de cada tres adultos en Reino Unido.

Un total de 17,58 millones de británicos ya lo han recibido, aunque solo 615.148 también han recibido una segunda inyección. (I)

 

Junto a los buenos datos que llegan de Estados Unidos e Israel, el caso británico es observado con atención por el resto del mundo: el plan de vacunas ya ha permitido administrar al menos una dosis a uno de cada tres adultos en Reino Unido. REUTERSJ

unto a los buenos datos que llegan de Estados Unidos e Israel, el caso británico es observado con atención

por el resto del mundo: el plan de vacunas ya ha permitido administrar al menos una dosis a uno de cada tres adultos en Reino Unido. REUTERS

 

Fuente: evafm.net

Abrir chat