Inicia recogida de firmas para la destitución del presidente peruano

Quito.-La recolección de firmas de parlamentarios para una nueva moción de destitución del presidente Pedro Pablo Kuczynski iniciaba este martes en Perú, aunque este ha reiterado que no ha incurrido en incapacidad moral o causal de vagancia para ser juzgado con esos argumentos.

Según el mandatario, se produciría un “caos” si fuera destituido del cargo, pero en las últimas horas un exsocio suyo reconoció que sus empresas sí habrían negociado con la brasileña Odebrecht, que ha protagonizado una trama internacional de corrupción en más de una decena de países, pero que este lo desconocía.

“No hay ninguna causal para la vacancia, un nuevo pedido generaría un tremendo desorden en el país”, señaló Kuczynski en un mensaje publicado en Twitter.

Medios peruanos señalan que la legisladora progresista Tania Pariona anunció el inicio de la búsqueda de adhesiones a una moción multipartidaria, concertada por la gran mayoría de las bancadas.

La moción requiere en primera instancia de 26 firmas, de las que son seguras 10 de del Movimiento Nuevo Perú (MNP), de Pariona; e igual número del Frente Amplio (FA), impulsores del proceso.

Con las 26 adhesiones, la moción será presentada al pleno del Congreso de la República, en el cual el procedimiento requiere también de 26 sufragios para su debate por el pleno, donde se necesitan 87 votos, o sea, dos tercios del total de 130 legisladores.

La abstención de la fracción de Kenji Fujimori salvó en diciembre de la vacancia a Kuczynski, la que rechazaron el MNP y APP que ahora consideran que sí hay razones para aprobarla, y está pendiente de definición la posición de los grupos menores Acción Popular y Partido Aprista.

La jefa del Gabinete Ministerial, Mercedes Araoz, afirmó que la amenaza permanente de una vacancia presidencial le hace mucho daño al país, porque genera una sensación de inestabilidad.

Pariona contradijo los augurios de Kuyczynski y la afirmación de Aráoz y dijo que la vacancia, tras la cual asumiría el mando el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, le devolverá a Perú gobernabilidad y estabilidad al país, afectadas por la situación del mandatario.

Diversas encuestas indican que más de la mitad de la población considera que el presidente debe dejar el cargo y reflejan una constante caída de su aprobación hasta 15 %, al tiempo que indican una fuerte pérdida de la credibilidad del mandatario.

Trascendió que el empresario chileno Gerardo Sepúlveda, exsocio del presidente de Perú en las empresas Westfield Capital y First Capital, reconoció ante la Fiscalía peruana que sus empresas hicieron negocios con Odebrecht, pero negó que el mandatario interviniera.

EFE/PL/yp

Fuente: andes.info.ec

 

Abrir chat