Intento de golpe ha terminado y arrestan a la cúpula militar

El caos en Turquía comenzó con un intento de golpe, seguido de una noche caótica con disparos, violencia e incertidumbre. La asonada militar dejó al menos 161 muertos, según el primer ministro, Binali Yildirim.

El funcionario agregó que los heridos son más de 1.400

Los tanques invadieron las calles y los soldados bloquearon el famoso puente del Bósforo en la noche del viernes. Se escucharon explosiones, dejando a los residentes aturdidos preguntándose qué estaba pasando.

El intento de golpe pareció perder impulso después de que un desafiante presidente Recep Tayyip Erdogan declaró que su gobierno tenía el control, a primeras horas del sábado. Pero cuándo él apareció, después de horas de silencio, decenas de personas habían muerto en medio de la violencia, la mayoría de ellos agentes de policía.

Un total de 2.839 militares han sido detenidos en toda Turquía, según una fuente de la oficina del presidente. Cinco generales y 29 coroneles fueron retirados de sus cargos y arrestados, según informó el Ministerio del Interior de Turquía.

Varios jueces de altas cortes están siendo cuestionados.

Cerca de 800 personas han sido hospitalizadas en Ankara y 200 personas en Estambul, según un tuit de Kerem Kinik, presidente de la Media Luna Roja de Turquía.

Así se desarrollaron los hechos:

Caos y disturbios en las calles

Tanto gobierno como militares afirmaban tener el control del país. Los militares emitieron un comunicado afirmando que imponían la ley marcial en el país.

Los militares dijeron que la «administración política ha perdido toda legitimidad ha sido obligada a retirarse».

La emisora estatal turca TRT dijo que había sido tomada por una facción del ejército que formaba parte del intento de golpe.

No estaba claro quién estaba a cargo.

Mientras, aviones de combate volaban sobre Estambul y vehículos blindados se movían a través del principal puente de la ciudad el del Bósforo, que conecta la parte asiática con la europea.

Cerca de 300 residentes, algunos con banderas turcas, se reunieron en la plaza de Taksim de la ciudad, donde también se ven tanques del Ejército y un vehículo militar.

En Ankara, fueron lanzadas bombas al edificio del Parlamento y un helicóptero que según el gobierno fue robado por los golpistas, fue derribado por un avión F-16.

También estalló un tiroteo cerca del complejo presidencial en la capital.

Vídeos y fotos en las redes sociales mostraban grandes multitudes marchando por las calles, provocando a los soldados mientras estos disparaban al aire.

Un testigo en Estambul dijo a CNN que hubo fuertes explosiones una tras otra alrededor de las 3:45 hora local, causando que los edificios se estremecieran. «Sonaban como las bombas que escuchas en Siria».

FUENTE: cnnespanol.cnn.com

Abrir chat