Paro nacional con la mirada sobre Quito

Esta jornada será clave para el futuro político del país. Empieza la segunda semana de la movilización impulsada

por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Pero, hay dos eventos que centran la atención. Por un lado, se cumplen las 48 horas que la Conaie

se impuso como plazo para planificar la movilización hacia la capital.

Desde el 18 de junio, en Pichincha, Cotopaxi e Imbabura, está vigente un estado de excepción que prohíbe

las aglomeraciones de personas.

Incluso, en Quito rige un toque de queda entre las 22:00 y las 5:00.

Justamente, la vigencia de este estado de excepción es el otro punto clave en el inicio de la segunda semana del paro.

A las 17:00 de este lunes 20 de junio de 2022, la Asamblea Nacional se reunirá en Quito para analizar la revocatoria

del decreto ejecutivo que declaró la emergencia.

Según la normativa, se requieren 71 votos para aprobar la revocatoria.

El pedido para analizar este tema fue presentado con la firma de 72 legisladores.

 

Conaie desiste dialogo con el gobierno y busca concentrarse en la casa de la cultura de Quito:

Luego de la declaratoria del estado de excepción, la dirigencia indígena -encabezada por Leonidas Iza– rechazó el diálogo con el régimen.

La aprobación de esa medida fue el detonante para que se precipitara la decisión de llevar la movilización indígena a la capital.

Por esta razón, durante el fin de semana, los líderes de la Conaie empezaron a gestionar la logística.

 Reunión virtual de la dirigencia:

Iza contó a sus compañeros que había asegurado la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en el centro-norte de Quito, como sitio para establecer

el campamento de los manifestantes.

Intervención de Fiscalía y Policía:

ese plan se frustró el domingo pues agentes de la Fiscalía y de la Policía Nacional allanaron las instalaciones de la Casa de la Cultura.

La Policía recibió información de que en el lugar había material explosivo.

Si bien esto no se comprobó, Fausto Salinas, comandante de la Policía, anunció que la entidad realizará una “requisición del área”.

Y utilizará la Casa de la Cultura como campamento de los agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) durante las protestas.

La Conaie criticó esa decisión, y no se ha pronunciado oficialmente sobre el sitio al que llegarán los manifestantes.

Aunque se conoció que otros dirigentes conversaron con autoridades universitarias.

se planifica una campaña de solidaridad para buscar donaciones de víveres y otros productos para la subsistencia de los manifestantes en la capital. (I)

Fuente. evafm.net

 

Abrir chat