Piden investigar abusos en China

Más de 40 países, encabezados por Canadá, expresaron el martes en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

su profunda preocupación por las acciones de China en Xinjiang, Hong Kong y el Tíbet, lo que provocó una fuerte reacción de Beijing.

 

La declaración conjunta, muy esperada, llevaba varios días preparándose y se emitió en la segunda jornada de la 47ª sesión del Consejo en Ginebra.

Estamos muy preocupados por la situación de los derechos humanos en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang

dijo el embajador de Canadá, Leslie Norton.

La declaración fue respaldada por Australia, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Japón, España y Estados Unidos, entre otros.

Beijing debe permitir a la jefa de derechos de la ONU, Michelle Bachelet, y a otros observadores independientes “un acceso inmediato, significativo

y sin restricciones” a Xinjiang, y poner fin a las “detenciones arbitrarias” de uigures y otras minorías musulmanas, puntualizo.

 

El contraataque de China

Consciente de que la declaración estaba a punto de llegar, China respondió, antes de que se produjera, con acusaciones a Canadá.

El representante de Beijing leyó una declaración en nombre de un grupo de países “profundamente preocupados por las graves violaciones

de los derechos humanos de los pueblos indígenas en Canadá”. Bielorrusia, Irán, Corea del Norte, Rusia, Sri Lanka, Siria y Venezuela

fueron otros de los firmantes, según Naciones Unidas.

 

“Históricamente, Canadá ha despojado a los indígenas de sus tierras, los ha matado y ha erradicado su cultura”, decía la declaración, que hace referencia

al reciente descubrimiento de 215 tumbas sin marcar en un antiguo internado del oeste de Canadá, uno de los muchos internados creados hace un siglo

para asimilar por la fuerza a los pueblos indígenas de Canadá.

 

Pedimos una investigación exhaustiva e imparcial de todos los casos en los que se cometieron crímenes contra la población indígena, especialmente contra los niños”

dice la declaración.

El representante de Bielorrusia leyó otra declaración conjunta en nombre de 64 países, en la que se apoyaba a China

y se subrayaba que Hong Kong, Xinjiang y Tíbet eran asuntos internos de China. (I)

 

Michelle Bachelet (EFE)
Michelle Bachelet (EFE)
El presidente chino, Xi Jinping (REUTERS/Carlos Barria)
El presidente chino, Xi Jinping (REUTERS/Carlos Barria)

 

Fuente: evafm.net

Abrir chat