El poder mental y los alimentos

Creer que se comió un ‘pequeño desayuno’ hace que la gente se sienta significativamente más hambrienta solo dos horas más tarde, según un los resultados de un estudio de la Universidad de Sheffield Hallam, en el Reino Unido.

Esa sensación de haber ingerido poco alimento, cuando en realidad no lo fue, puede provocar que durante el almuerzo se consuma muchas más calorías de las necesarias para el cuerpo, afirmaron los expertos.

“Pudimos medir el consumo de los participantes durante el resto del día (después de la mañana) y encontramos que la ingesta total era menor cuando ellos creían que habían comido un desayuno más grande”, explicó Steven Brown, uno de los científicos de la Universidad.

Los investigadores analizaron a 26 adultos, a quienes realizaron más de dos visitas; a los participantes se les dijo que estaban comiendo una tortilla de dos o cuatro huevos, cuando en realidad todas las tortillas contenía tres huevos.

Se tomaron muestras de sangre de los participantes para determinar sus niveles de la ‘hormona del hambre’.

Así descubrieron que lo que ellos creían haber comido influía en su ingesta posterior.

El poder mental y los alimentos

Fuente: eluniverso.com

Abrir chat