Preocupación en productores de Tungurahua por precios de las frutas

“Del cajón de manzana gruesa me pagan $ 5, cuando solo la caja cuesta $ 1,30. Dicen que por la pandemia están malas las ventas

 y que por esa razón los precios se encuentran bajos, pero con lo que nos pagan no sacamos ni siquiera de la inversión para mantener

los huertos de las frutas de hoja caduca (que pierden sus hojas en alguna época del año)”

aseguró Judith Vaca, fruticultora de Yanahurco, cantón Mocha.

 

Nelly Chaluis, quien llegó al mercado mayorista de Ambato con reina claudia, desde el sector de Huachi Grande

dijo que por el cajón de la fruta pidió $ 4 y $ 5, y que hubo quienes le pagaron solo $ 1.

Mencionó que no le queda más que vender al precio que le ofrezcan porque no hacerlo significaría regresar a casa

con el producto, gastar en el transporte y correr el riesgo de que la fruta se dañe.

 

No es como en otros años que llegábamos a las ferias del mercado mayorista y enseguida se vendían los cajones con frutas

pero ahora no hay muchos compradores, dicen que es por la pandemia que no se vende rápido y que por eso los precios están bajos

pero eso es para los fruticultores porque los intermediarios siguen con costos caros.

Ellos son los que se llevan las utilidades y nosotros trabajamos a pérdida”, comentó José Romero, fruticultor de Píllaro.

 

Margoth Aldaz llegó con duraznos y abridores desde Montalvo, Ambato.

Contó que por cada cajón le pagaron entre $ 5 y $ 6

 y que esos son precios bajos porque debería vender por lo menos a $12, porque incluso cuando cosechó reina claudia la vendió a $ 1 y $ 2.

 

Lamentó que para los productores los costos están “por los suelos”

pero que cuando se va a comprar en los mercados los canastos pequeños con frutas los venden a $ 1.

 

“A mí el cajón de durazno y de manzana me pagaron a $ 2, con eso no se saca ni siquiera para la carrera del carro para traer las frutas.

Además tenemos que madrugar en medio de fríos intensos o lluvias para traer el producto al mercado mayorista

donde no se tienen buenas condiciones para la comercialización”, contó Mercedes Chicaiza, fruticultora de Cevallos.

 

Los fruticultores coincidieron en que los bajos precios los decepcionan, y que por esa razón muchos botan las plantas de las frutas de hoja caduca

y los reemplazan con productos que saben que van a cosechar varias veces al año. (I)

 

Fuente: evafm.net

Abrir chat