Qué es Norinco, la empresa del régimen chino

Corporación de Industrias del Norte (Norinco, por sus siglas en inglés) es la empresa bajo control estatal preferida de muchos gobiernos alrededor del mundo.

Sobre todo gobiernos de dudosa calidad institucional.

La firma ofrece facilidades que ninguna otra permitiría.

Es flexible en sus contrataciones y siempre -como sea- llega a un acuerdo.

Nació en 1980 bajo el manto protector del Consejo de Estado de China y subsiste desde entonces controlada.

por el Ministerio de Ciencia y Tecnología para la Defensa Nacional.

En verdad, quien está detrás es el omnipoderoso Partido Comunista Chino (PCC), encargado del lobby para convencer a voluntades extranjeras renuentes.

Sus negocios son extensos.

Desde la industria del petróleo y el gas hasta construcción de maquinaria de transporte, pasando por el más redituable:

armamento para la defensa militar. 

Infobae reveló en las últimas horas que el gobierno argentino estaba a punto de concretar una compra monumental.

el monto que se desembolsará no trascendió- de blindados al régimen chino.

Son los VN-1 que produce Norinco. Quiere adquirir 200 de esos tanques de dudosa efectividad.

China los mostró por primera vez en 2008. A simple vista son similares a los 8×8 de GDLS… una copia de mala calidad”.

señala un experto en la materia que descartó en su país la adquisición de estos vehículos.

Cuando habla de GDLS se refiere a los LAV-III diseñados y construidos por General Dynamics.

 una compañía canadiense nacida en 1952 y que provee material bélico a los Estados Unidos y países europeos.

Sin duda son los mejores, pero los chinos tienen otras artes para convencer”, agrega irónico la fuente que prefiere el anonimato.

Para mayor desconfianza, Norinco nunca vende sus mejores productos al exterior.

Sólo lo “descartable o lo de segunda categoría”, explica el mismo analista europeo.

Es decir, el Ejército Popular de Liberación Chino se asegura que las otras fuerzas armadas no sólo dependan de una compañía estatal dependiente del régimen.

sino que también sabe que nunca contarán con su mejor versión tecnológica.

Lo reconoció en diálogo con Infobae el ministro de Defensa argentino, Agustín Rossi, quien sin embargo asegura que los modelos que comprarán -”al menos 200″- son “muy buenos”.

Creo que el gran problema con todas las armas chinas, incluidas las copias de equipos occidentales, es que siguen sin ser probadas en combate”.

expresó Eric Wertheim, analista naval y autor del libro Flotas de Combate del Mundo del Instituto Naval de los Estados Unidos.

“Si bien pueden ser mucho menos costosos que sus contrapartes occidentales, es comprensible que muchos países se muestren reacios.

a correr el riesgo de adquirir productos que no hayan pasado la prueba definitiva de combate“, añadió en un artículo publicado en USNI. (I)

 

Fuente: evafm.net

 

Abrir chat