Secretario Adjunto de la ONU constatará en Ecuador zonas de desastre por sismo

El secretario general adjunto de la ONU de Asuntos Humanitarios y Coordinador de Ayuda de Emergencia, Stephen O’Brien, realizará este martes un recorrido por las zonas devastadas de la provincia ecuatoriana de Manabí, tras el sismo de 7.8 grados en la escala de Richter, que dejó hasta el momento 443 muertos y 4.027 heridos, además de pérdidas materiales cuantiosas.

“Voy a poder ver personalmente la situación y el sufrimiento; ver de qué manera se puede trabajar con el gobierno nacional y los gobiernos locales y otras instituciones en solidaridad”, señaló el enviado de Naciones Unidas en conferencia conjunta con el canciller ecuatoriano, Guillaume Long, en el aeropuerto internacional Mariscal Sucre, en Quito.

O’Brien precisó que el rol de la ONU es conocer el alcance de las necesidades y asegurar que la ayuda llegue a las personas que más lo necesiten, según los fondos y los recursos disponibles para aportar con albergues, saneamiento y en las labores para evitar el riesgo de enfermedades contagiosas, entre otros.

Expuso que la comunidad internacional, a través de la ONU, tiene un coordinador para catástrofes y su presencia es dar apoyo junto con lo que ya se está haciendo y coordinando para que lleguen las ayudas a los que más lo necesitan y están sufriendo.

Por su parte, el canciller Long agradeció la presencia del representante de la ONU en el país para apreciar la situación en territorio, reunirse con las autoridades, dialogar con la ciudadanía de las zonas afectadas y conocer las consecuencias de “la terrible tragedia que hemos vivido las y los ecuatorianos”.

“Queríamos agradecer su presencia; ha sido realmente la respuesta internacional, en este caso las Naciones Unidas, pero también de todos los hermanos latinoamericanos y de la comunidad en general; ha sido muy ágil”, señaló el jefe de la diplomacia ecuatoriana.

“Yo creo que en pocas catástrofes de esa magnitud se da una respuesta con tal nivel de agilidad, con tal respuesta favorable e inmediata”, aseveró.

Indicó que hasta las últimas horas del lunes habían llegado a Ecuador rescatistas de 13 países, mientras en el curso del día de hoy lo harían desde otros tres o cuatro países, por lo que se espera que el número de estos expertos en la búsqueda de cuerpos alcance los 800.

Dijo que en las últimas horas participó en una videoconferencia con los embajadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de los Estados Observadores, donde están representados todos los países, y también con los embajadores de Ecuador, quienes han prometido mucha ayuda en esta etapa post-desastre.

Long señaló que el número de personas que habría quedado sin casa asciende a 20.000 por lo cual se necesita ayuda de víveres, agua, carpas, enlatados, material de aseo personal.

Anunció que ya fue aperturada una cuenta en el CitiBank para que personas naturales y jurídicas puedan canalizar sus donativos humanitarios por esta tragedia.

FUENTE: andes.info.ec

Abrir chat