Wall Street sigue a la baja y aumenta tensión de inversores

Las acciones estadounidenses seguían el martes con su tendencia bajista, en una jornada en que los activos de refugio ganaban terreno

en medio de los nervios de los inversores por la tensión entre Rusia y Occidente y la perspectiva de que la

Reserva Federal ajuste pronto la política monetaria.

Según datos preliminares, el S&P 500 perdió 54,05 puntos, o un 1,23%, para terminar en 4.356,08 unidades. 

El índice no ha dejado de caer durante todo el mes y ahora ha perdido un 9,2% desde el máximo histórico que alcanzó el primer día de cotización del año.

Mientras que el Nasdaq Composite perdió 311,35 puntos, o un 2,26%, a 13.543,78

y el Promedio Industrial Dow Jones cayó 54,31 puntos, o un 0,16%, a 34.310,19.

Los tres principales índices de Wall Street reanudaron la fuerte liquidación que se frenó brevemente en torno al cierre del lunes.

Las acciones estadounidenses registraron la semana pasada su peor semana desde 2020.

Las bolsas mundiales se encaminan a su mayor caída mensual desde que la pandemia del COVID-19 afectó a los mercados en marzo de 2020.

 

La acumulación de tropas rusas en la frontera ucraniana ha provocado temores a una invasión.

 La OTAN dijo el lunes que puso a sus tropas en alerta y reforzará el este de Europa con más barcos y cazas.

 

La Fed empezó el martes una reunión de dos días en la que se espera ofrezca una orientación sobre la trayectoria del ajuste de su política monetaria

mientras los inversores esperan la primera subida de tasas de interés postpandémica en marzo.

El endurecimiento de la política monetaria suele perjudicar a los activos de mayor riesgo, como las acciones

y hace que la deuda pública sea más atractiva para los inversores.

Tras una floja sesión asiática en la que los índices bursátiles extendieron las pérdidas de Wall Street

los mercados europeos subían levemente tras el fuerte desplome del lunes.

Las acciones mundiales han declinado un 6,5% este mes, la mayor caída desde el 13,8% mensual sufrido cuando la pandemia de COVID-19

golpeó los mercados en febrero de 2020.

Lo que hemos visto es una combinación del aumento del riesgo geopolítico  en combinación con el riesgo a la baja del mercado provocado

por la Fed más estricta”, dijo Eddie Cheng, de Allspring Global Investments. (I)

 

Fuente: evafm.net

Abrir chat