Enfrentamientos entre policías y manifestantes en El Arbolito

Esto luego de una convulsionada jornada, que empezó con la entrega simbólica de la Casa de la Cultura al movimiento indígena

como gesto del Ejecutivo para empezar los diálogos que pongan fin al paro, pero degeneró en una de las jornadas más violentas del paro.

Estás son las principales novedades de la jornada:

“Iza no tiene control de los vándalos”

El presidente Guillermo Lasso ofreció la tarde del viernes 24 de junio una cadena nacional para hablar sobre el paro nacional.

Recordó que tras la entrega de la Casa de la Cultura para que la Conaie mantenga su asamblea

se iniciaron diálogos con emisarios de Iza y se logró un consenso inicial.

“Sin embargo, la violencia, la información que hemos recibido y sus declaraciones públicas evidencian que la intención

del señor Iza es el derrocamiento del Gobierno.

Esto nos deja claro que él nunca quiso resolver una agenda en beneficio de los pueblos y nacionalidades indígenas”.

“Lo que buscaba era engañar a sus bases y usurpar el gobierno legalmente constituido”.

Aseguró que Iza ya no tiene el control de las protestas y que los delincuentes infiltrados han desbordado su capacidad

“siempre dijimos que era irresponsable llamar a una manifestación sin diálogo, pues se infiltrarían vándalos que buscan

desestabilizar la democracia sembrando el terror”.

 

 

Gobierno elevará el nivel de represión de las protestas:

El ministro del Interior, Ramiro Carrillo, anunció que el Gobierno está analizando la posibilidad de incrementar el nivel de respuesta

de la Fuerza Pública ante los manifestantes.

Hasta ahora, dijo, la Policía y los militares han intentado contener las protestas.

“Nos vamos a ver en la obligación y estamos evaluando la necesidad de dar el siguiente paso:

tenemos que reprimir, con uso progresivo de fuerza“.

Eso implica la posibilidad de utilizar carabinas con munición múltiple, como perdigones.

Carrillo dijo que esa medida podría aplicarse hoy mismo.

“Ya no estamos frente a manifestantes o protestantes por una demanda social insatisfecha, estamos frente a un grupo de delincuentes“.

Empiezan los enfrentamientos entre policías y manifestantes:

Luego de una mañana calmada, alrededor de las 12:30 iniciaron nuevos enfrentamientos entre los manifestantes que se encuentran

ubicados en la Casa de la Cultura y el Parque de El Arbolito, con la Policía Nacional que custodia la zona.

 

Manifestantes amenazan con tomarse la Gobernación de Cotopaxi:

Cientos de manifestantes de Salcedo, Pujilí y Saquisilí llegaron a Latacunga con la advertencia de que se tomarán la Gobernación de Cotopaxi

si las autoridades no acceden al diálogo.

La Policía acordonó el edificio, una vez que los manifestantes dijeron que si el gobernador de Cotopaxi, Oswaldo Coronel

no los recibía en 20 minutos, ingresarán a la fuerza a las instalaciones.

Representantes de las comunidades piden a los agentes policiales que se retiren del sitio, ya que no quieren enfrentarse con la fuerza pública

pero ellos respondieron que seguirán resguardando la seguridad en la Gobernación.

17 militares heridos en la vía Calacalí:

Las Fuerzas Armadas informaron de 17 militares gravemente heridos en el sector de Caspigasí, vía Calacalí, norte de Quito.

Según un comunicado, un grupo violento interceptó y asaltó a los uniformados mientras brindaban seguridad a un convoy

que transportaba víveres y abastos.

Los militares “hicieron el uso legítimo de la fuerza para salvaguardar su integridad”.

Además de los 17 heridos, quedaron destruidos tres camiones militares, una cama baja y una retroexcavadora.

Imágenes en redes sociales muestran las agresiones a los uniformados.

Ministerio del Interior confirma cuatro decesos en el contexto del paro:

 

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, lamentó la muerte de cuatro personas en el contexto de las manifestaciones.

Detalló la forma en la que se dieron estos decesos.

Según el ministro, en Azuay, una persona falleció por hipotermia.

En Guayllabamba, un joven falleció tras una caída, la medianoche del domingo, cuando intentó cruzar una quebrada.

El otro fallecido corresponde a un joven kichwa en Puyo, cuyas causas están en investigación.

El caso más reciente es el de Henry Quezada, en Quito, que falleció por el presunto impacto de perdigones.

Sobre este hecho, Carrillo sostuvo que se investigará lo ocurrido.

Carrillo aclaró que la Policía no usa perdigones.

“Ningún rastrillo a escala nacional ha entregado a los servidores de la institución armas de ese tipo”, reiteró.

El funcionario dio estas declaraciones desde el Hospital de la Policía, donde permanecen internados los 12 policías heridos

durante el día 11 de las protestas, en distintos puntos de la capital.

Los policías tienen heridas con perdigones y esquirlas de metal.

“En la práctica son actos vandálicos, que se convierten en delitos penales”, expresó Carrillo. (I)

 

 

SImagen

 

Fuente: evafm.net – primicias.com

 

Abrir chat