Welcome to EVAFM | El pecado de escuchar   Click to listen highlighted text! Welcome to EVAFM | El pecado de escuchar

Se entregaron 150 audífonos a niños con deficiencias auditivas en Guayaquil

El rostro de Miloska (13) lo decía todo, eran lágrimas de felicidad, y no era para menos, después de tres años volvía a escuchar claramente la voz de su madre, el ruido a su alrededor, la voz de los doctores que le preguntaban si todo estaba bien, mientras ella asentía a todo sin dejar de llorar.

Ella fue parte del grupo de 150 menores que padecen hipoacusia, una deficiencia auditiva, y que recibieron gratuitamente audífonos especiales de parte del hospital Francisco de Icaza Bustamante, en Guayaquil; dispositivo que los ayudará a disminuir el problema, según el grado de afectación de cada uno y de la rehabilitación respectiva.

“La hipoacusia puede originarse por varios factores, pueden ser congénitos, factores a nivel de medicamentos autotóxicos, o infecciones durante el embarazo de la madre, pueden ser pre, peri y posnatal; y se puede presentar a cualquier edad”, explicó Luis Zavala, subdirector de especialidades quirúrgicas del hospital. Como Miloska, los demás pacientes no lograban contener su emoción al recibir estos dispositivos, colocárselos y notar que hay algo diferente, que ya no hay silencio.

Los pequeños forman parte de todo un proceso de valoración médica, y luego de varios exámenes complementarios los especialistas determinan si son candidatos para este tipo de ayuda o si necesitan algún tipo de cirugía, como el implante coclear. (I)

El rostro de la felicidad

Fuente: eluniverso.co

Click to listen highlighted text!