Emelec líder absoluto tras ganar el Clásico

Un gran Clásico del Astillero de principio a fin, con todos los condimentos, se jugó este miércoles en el estadio Modelo Alberto Spencer Herrera. Emelec fue más efectivo y a ratos jugó mejor, y ganó.

El primer tiempo inició con mucha vehemencia. Los dos equipos fueron a buscar el arco contrario, pero al mismo tiempo friccionaron con dureza sobre el rival. Rápidamente fue advertido Fernando Giménez y amonestado Cristian Penilla. Richard Calderón avisó con un remate de media distancia que parecía flojo, pero que se fue cerca del arco de Esteban Dreer. Por el lado azul, Denis Stracqualursi tuvo una clara a los 6 minutos, y Cristian Guanca se perdió un mano a mano increíble ante Banguera, cuando corría el minuto 8.

El vértigo se mantuvo, los dos equipos no dejaron de correr y de dejarlo todo en el campo de juego, pero las acciones ya no eran seguidas como en un inicio. Sólo a los 30 minutos, Pedro Velasco debió extremarse para sacar una pelota que tenía a los dos delanteros de Emelec bien perfilados para rematar a la portería.

La recta final de la primera mitad fue un sueño para azules y una pesadilla para amarillos. Todo comenzó cuando el reloj marcaba los 36 minutos y Máximo Banguera envió adentro una pelota que literalmente se iba afuera, rematada por Pedro Quiñónez y que se convirtió en la primera del Bombillo. Barcelona quedó en shock, sin reacción. A los 41 minutos los dueños de casa lanzaron un centro templado al corazón del área, y allí apareció la figura enorme de Denis Stracqualursi para ganar por arriba ante todos y rematar de cabeza con potencia al fondo de las redes, corriendo de inmediato a celebrar la segunda del partido.

Guillermo Almada hizo las variantes que parecían lógicas en Barcelona, procurando cambiar la tónica de un partido en el que los estaban pasando mal, pero eso no ocurrió. Un entonado Emelec hizo cuenta de que no estaba por arriba en el marcador y volvió a salir con todo, dando a entender que jugaba en superioridad numérica aunque esa no era la realidad. Roberth Burbado en dos oportunidades y Fernando Gaibor en otra, cuando se jugaban los minutos 51, 52 y 58, bien pudieron aumentar la cuenta en el marcador, pero no ocurrió.

Barcelona soportó los embates de un Emelec que al final terminaría por arrepentirse de no haberlo liquidado, ya que se le vinieron varios minutos de tensión extrema en lo que restaba de partido. Lo impensado ocurrió a los 71 minutos de juego, cuando Washington Vera se comió la banda izquierda y cedió con Damián Díaz, que con el rabillo del ojo vio a Ely Esterilla habilitado, se la dio y el ecuatoriano definió con categoría para descontar en el marcador y revivir a su equipo. Los azules, de inmediato, cayeron en desesperación y vieron cómo cuatro jugadores recibieron cartulinas amarillas en cuatro minutos.

El Ídolo del Astillero vendió carísima su derrota. En la recta final Almada se jugó todas las cartas posibles en ofensiva, y encimó a un Emelec que defendía con todo dentro de su propio arco, pero que no permitió otra cuchillada. Así, en medio de pelotazos y mucho corazón, se fue el mejor Clásico del Astillero de los últimos años con triunfo azul.

Alineaciones.

Emelec: Esteban Dreer; Carlos Moreno (Byron Mina), Jorge Guagua, Gabriel Achilier y Fernando Giménez; Pedro Quiñónez (Holger Matamoros), Fernando Gaibor, Roberth Burbano y Ángel Mena; Denos Stracqualursi y Cristian Guanca (Osbaldo Lastra).

Barcelona: Máximo Banguera; Pedro Velasco, Gabriel Marques, Darío Aimar y Roosevelt Oyola (Ismael Blanco); Segundo Castillo, Richard Calderón (Matías Oyola) y Damián Díaz; Cristian Penilla (Washington Vera), Jonathan Álvez y Ely Esterilla.

 

FUENTE: futbolecuador.com

Abrir chat