Las razones del éxito mundial de “Rápidos y Furiosos”

La octava Rápidos y Furiosos recaudó más USD 530 millones en todo el mundo desde su lanzamiento la semana pasada. Esta cifra explosiva convierte a la cinta liderada por Vin Diesel en el estreno más exitoso que ha habido en la historia del cine a nivel mundial, superando incluso los USD 529 millones que logró Star Wars: The Force Awakens en 2015.

La misma receta hasta el cansancio, pero mantenerse fiel a sí misma. Esa es la clave del éxito de Rápidos y Furiosos. Y tiene tres ingredientes que funcionan: carreras con autos de lujo, hombres musculosos y mujeres hermosas. Nada más que eso, pero suficiente para romper la taquilla.

Los espectadores saben perfectamente lo que van a consumir y nunca salen decepcionados. Con estos números preliminares y casi dos décadas en la pantalla grande, es claro que su atractivo está lejos de desvanecerse.

Diesel, quien es también productor del último filme de la saga, dijo sentirse “agradecido y bendecido” por el éxito de la película, que aún tiene dos secuelas más planeadas. Se tiene previsto que la novena cinta se estrene en abril de 2019, mientras que la décima llegara en 2021.

No obstante, las ganancias que obtuvo la cinta en los Estados Unidos fueron sustancialmente menores que las que consiguió la entrega anterior.

Cuando ésta se estrenó en 2015, meses después de la muerte de Paul Walker, uno de sus protagonistas, obtuvo USD 147,2 millones en ese país, comparados con los USD 100,2 millones logrados con esta nueva parte.

El fallecimiento de Walker en un accidente de tránsito en Los Ángeles el 30 de noviembre de 2013 potenció dicho filme, ya que el actor se encontraba rodando la película cuando encontró la muerte de forma prematura.

Fue reemplazado en las escenas que le faltaban filmar por uno de sus hermanos. El interés de los seguidores de la franquicia por ver por última vez a Walker como Brian O’Conner generó que la producción superara los mil millones de dólares de recaudación en tan sólo tres semanas.

Mientras que las películas están inherentemente conectadas, cada entrega tiene su propia historia. En esta última parte los fans tienen a Dominic Toretto (Vin Diesel) y Luke Hobbs (Dwayne “La Roca” Johnson) de nuevo en la pantalla grande, pero también cuentan con dos actrices galardonadas por la Academia de Hollywood como Charlize Theron y Helen Mirren.

Ahora la atención está puesta en si la nueva película puede romper el récord de USD 1.516.748.684 que generó la séptima, estrenada en 2015.

Fuente: infobae.com

Eddie Vinueza.

Abrir chat