Qué hay en juego en el Mar de China Meridional

China y Estados Unidos profundizan sus diferencias y esta semana aumentaron las tensiones en el disputado Mar de China Meridional.

La Séptima Flota estadounidense anunció el martes que el Grupo de Ataque del Portaaviones Theodore Roosevelt

había entrado en la zona para realizar “operaciones de rutina”.

Esta es la segunda vez este año que esta flota, también compuesta por el crucero de misiles USS Bunker Hill, el Escuadrón de Destructores 23

y el destructor de misiles USS Russell entra a estas aguas en disputa.

Dos días más tarde se le unieron otros dos buques de asalto anfibio.

 

“Es estupendo estar de vuelta en el Mar de China Meridional para asegurar a nuestros aliados y socios que seguimos comprometidos

con la libertad de los mares”, dijo en un comunicado el contralmirante Doug Verissimo, uno de los comandantes de la 7ª Flota.

 

“A lo largo del despliegue del grupo de ataque, hemos demostrado nuestro compromiso con el orden basado en las normas en la región Indo-Pacífica

operando con nuestros amigos de Australia, India, Japón, Malasia y Corea del Sur.

Esperamos seguir navegando junto a todos aquellos que abrazan nuestra visión colectiva de la seguridad

y la estabilidad en una de las regiones más importantes del mundo”, añadió Verissimo.

De esta manera, Washington le estaba marcando claramente a Beijing cuáles son sus aliados y que junto a ellos

 está dispuesto a defender la independencia de Taiwán

 la isla chino-occidental, donde se refugiaron en 1949 las fuerzas nacionalistas derrotadas por el Ejército Rojo comunista.

Ahora China está testeando las aguas para retomar el poder sobre ella. (I)

 

Fuente: evafm.nert

Abrir chat