Ministro de Salud de Reino Unido admitio coronavirus “está fuera de control”

El ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, ha reconocido este domingo que la nueva cepa de coronavirus detectada en Inglaterra está “fuera de control”

y por eso el Gobierno ha tenido que actuar “rápidamente y con decisión”

en referencia al confinamiento impuesto en Londres y el sureste del país. La nueva cepa no es más grave, pero sí se propaga más rápidamente.

Es una enfermedad mortal y debemos controlarla, lo cual es más difícil con esta nueva variante”

 ha afirmado Hancock en una entrevista con la cadena británica Sky News.

 

“Todo el mundo, en particular quienes viven en regiones designadas Nivel 4 deben comportarse como si tuvieran el virus.

Esa es la única forma de poder recuperar el control”, ha añadido.

 

En ese sentido, Hancock ha recordado que los casos se han “disparado” en los últimos días.

El país se enfrenta a “un momento muy difícil de controlar hasta que llegue el desembarco de la vacuna”, ha advertido.

Hancock ha especificado que hasta las 20.00 horas del sábado habían sido vacunadas 350.000 personas.

“Vamos a salir adelante pero nos esperan meses difíciles”, ha declarado.

Además, ha calificado de “absolutamente irresponsable” el éxodo protagonizado en la víspera por miles de personas que decidieron abandonar Londres

y el sureste de Inglaterra nada más conocer la declaración de confinamiento para ambas zonas por el repunte de los casos de coronavirus por una nueva cepa de contagio acelerado.

“Los responsables médicos dejaron absolutamente claro que la gente debería deshacer las maletas”, ha declarado Hancock

en referencia a la petición formulada por las autoridades para que la población se quede en su casa en lugar de escapar de las ciudades afectadas, Londres en particular.

 

Londres y el sureste del país han amanecido este domingo en el llamado Nivel 4, uno que cierra efectivamente las zonas afectadas

obliga a los residentes a quedarse en sus domicilios salvo limitadas excepciones, cierra las instalaciones de ocio y servicios no esenciales

e impone el trabajo desde casa salvo circunstancia inapelable, según el primer ministro. (I)

Los autobuses pasan un cartel con un mensaje de información sobre la salud pública, en medio de la propagación de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), a medida que entran en vigor nuevas restricciones, en Londres, Gran Bretaña, el 20 de diciembre de 2020. REUTERS/Toby Melville

 

 

Fuente: evafm.net

Abrir chat